21 de mayo de 2018
21.05.2018
Pacto nuclear

EE UU advierte a Europa por hacer negocios con Irán

Washington dice que las empresas europeas que inviertan o comercien con Teherán "rendirán cuentas"

22.05.2018 | 02:06
Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, advirtió hoy a los países europeos de que las compañías que hagan negocios en Irán "rendirán cuentas", en referencia a la reanudación de las sanciones estadounidenses a Teherán, que afectan también a empresas de terceros países.

"Haremos que rindan cuentas aquellos que hagan negocios en Irán", afirmó Pompeo en un discurso sobre la estrategia de su Gobierno tras la retirada de Washington del acuerdo nuclear firmado junto a Irán y otras cinco potencias en 2015.

Pompeo ha anunciado este lunes que la Casa Blanca impondrá a Irán "las mayores sanciones de la Historia", tras la ruptura del acuerdo nuclear, que había mantenido en suspenso las medidas punitivas contra el régimen de los ayatolás.

Pompeo ha revelado el plan del Gobierno de Donald Trump sobre Irán después de que Estados Unidos se retirara del acuerdo firmado en 2015 por el Grupo 5+1 --formado por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China-- con Irán para desmontar su programa nuclear a cambio de la retirada progresiva de las sanciones internacionales.

El nuevo jefe de la diplomacia norteamericana ha insistido en que el pacto adolece de "defectos terribles". "La Administración Obama apostó por que el acuerdo empujaría a Irán a cesar sus acciones hostiles y a cumplir las normas internacionales, pero fue una apuesta perdedora con repercusiones todos los que viven en Oriente Próximo", ha dicho.

"Seguiremos trabajando con nuestros aliados para contrarrestar las actividades desestabilizadores del régimen en la región, bloquear la financiación del terror y abordar la proliferación de misiles y otras armas avanzadas que amenazan la paz y estabilidad. Nos aseguraremos de que Irán no encuentre el camino hacia las armas nucleares", ha sostenido.

Con este objetivo, ha explicado Pompeo desde el 'think tank' Heritage Foundation, "las sanciones volverán con plenos efectos y vendrán otras nuevas" que serán "las mayores sanciones de la Historia". No obstante, ha prometido que, si la República Islámica cambia de actitud, Estados Unidos está dispuesto a revertir también las medidas punitivas.

Además, se ha mostrado consciente de que la restauración de las sanciones podría generar "dificultades económicas y financieras" a "países amigos" de Estados Unidos que han decidido mantener vivo el acuerdo nuclear. "Debéis saber que haremos responsables a quienes hagan negocios prohibidos con Irán", ha ratificado, según informa CNN.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook