07 de julio de 2018
07.07.2018

Japón ahorca al líder de la secta que atacó el metro de Tokio con gas sarín

07.07.2018 | 01:22

Shoko Asahara, fundador y líder de la secta Verdad Suprema, responsable de los ataques en el metro de Tokio con gas sarín en 1995, murió ayer ejecutado en la capital japonesa. Junto a él, otros seis de sus antiguos lugartenientes fueron también ejecutados en distintas ciudades del país, todos ellos por ahorcamiento, como establece la ley nipona.

Asahara, cuyo verdadero nombre era Chizuo Matsumoto, fundó en 1984 la violenta organización Verdad Suprema (Aum Shinrikyo, en japonés), muy activa en los años noventa. Impulsada por el místico carisma de su gurú, esta secta llegó a poseer unos 10.000 adeptos y perpetró, el 20 de marzo de 1995, el peor atentado terrorista de la historia de Japón: un ataque en plena hora punta en el metro de Tokio con gas sarín, arma química desarrollada por los nazis, que dejó 13 muertos y 6.300 intoxicados. Asahara llevaba en el corredor de la muerte desde 2006.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine