08 de julio de 2018
08.07.2018

Corea del Norte critica las "exigencias codiciosas" de EEUU en el diálogo nuclear

Pyongyang arremete contra Washington por exigir una desnuclearización "unilateral y forzada" tras negociar durante dos días con Pompeo

08.07.2018 | 02:04
Pompeo, ayer, despidiéndose del alto cargo norcoreano Kim Yong-chol, en el aeropuerto de Pyongyang.

El régimen norcoreano arremetió ayer contra Estados Unidos por sus "exigencias codiciosas" en relación con el desmantelamiento de su programa atómico y, después de dos días de negociaciones con el secretario de Estado, Mike Pompeo, que por primera vez pernoctaba en la capital, Pyongyang, lanzó un duro comunicado en el que califica de "lamentable" y "preocupante" la actitud de Washington, por la demanda de que su desnuclearización sea "unilateral y forzada", en vez de "gradual", como quiere la dictadura estalinista.

Corea del Norte esperó a que Pompeo llegara a Tokio, la siguiente etapa de su viaje, para lanzar su arremetida contra la postura exhibida por el Gobierno de Donald Trump en esas conversaciones. Antes de su partida, Pompeo se había permitido incluso hablar de progresos "en casi todos los temas centrales", sin dar más detalles.

Pero la nota difundida a través de la agencia estatal KCNA da a entender que el diálogo, fundado en la cumbre entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un del pasado 12 de junio, puede romperse en cualquier momento; y, siempre según su versión, por las exigencias de Washington.

Las conversaciones, según Pyongyang, no han servido para fortalecer la confianza entre ambas partes, sino para "encarar una fase peligrosa en la que nuestra voluntad de desnuclearización podría tambalearse", advierte un portavoz del Ministerio norcoreano de Exteriores, que incluso agrega que Washington expresó unas demandas que van "en contra del espíritu" de la histórica cumbre de Singapur.

El pasado 12 de junio, Kim Jong-un y Trump firmaron una declaración con la que dijeron abrir una nueva era de relaciones y en la que el régimen norcoreano se comprometió a trabajar por la "total desnuclearización" si Washington garantiza su supervivencia. Pero el documento no aportó apenas detalles y, pasadas ya varias semanas, el escepticismo y las dudas en torno a la viabilidad del acuerdo han ido ganando fuerza.

En este contexto se celebró la visita a Pyongyang del responsable de la diplomacia de Estados Unidos, presionado para alcanzar acuerdos tangibles y que no llegó a reunirse con Kim Jong-un, como sí ocurrió en sus dos viajes previos, según confirmó el Departamento de Estado de EEUU.

Durante dos días mantuvo reuniones de varias horas con el general Kim Yong-chol, figura de peso de la inteligencia norcoreana, en las que hablaron de "construir confianza", sin que haya trascendido una posible hoja de ruta hacia la desnuclearización de Corea del Norte, objetivo principal de la visita.

El secretario de Estado de EEUU mostró su deseo de continuar las conversaciones e insistió en que el presidente Trump está comprometido con lograr "un futuro mejor para Corea del Norte".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine