Edward Snowden, el exanalista de la NSA y la CIA que desveló el sistema de espionaje masivo de las agencias de inteligencia de EEUU, cumplió ayer cinco años como asilado en Rusia, sin que se sepa prácticamente nada sobre él, debido a su vida discreta y alejada de los focos.