El asesor para Oriente Próximo de la Casa Blanca, Jared Kushner, yerno del presidente Trump, ha puesto en marcha una iniciativa para despojar de su estatus de refugiados a cinco millones de palestinos asistidos por la correspondiente agencia de la ONU, la Unwra, para eliminar la cuestión del marco de las negociaciones de paz entre el Gobierno palestino e Israel, según correos electrónicos internos obtenidos por Foreign Policy.

Kushner describe a la agencia de la ONU como "corrupta, ineficaz y responsable de perpetuar un statu quo" que considera perjudicial para lograr la paz.