El Ministerio de Salud de los rebeldes hutíes informó ayer que el número de víctimas por el bombardeo de la coalición árabe contra un autobús escolar y un mercado en el norte de Yemen aumentó a 51 muertos, 40 de ellos menores de edad, y un total de 79 heridos.