22 de agosto de 2018
22.08.2018

El Estado Islámico reivindica un ataque contra el Palacio Presidencial en Kabul

Rusia convoca a los talibanes a una reunión en Moscú para solucionar el conflicto

22.08.2018 | 01:16
Una columna de humo en las proximidades del Palacio Presidencial.

Al menos dos insurgentes murieron y seis soldados y civiles resultaron heridos ayer en la capital afgana, Kabul, durante un ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico -ISIS, por su siglas en inglés- y que derivó en combates que se prolongaron unas seis horas en pleno centro de la ciudad.

El ataque comenzó a primera hora de la mañana -hora local- coincidiendo con el momento en el que el presidente del país, Ashraf Gani, daba un discurso a la nación en el Palacio Presidencial con motivo de la festividad musulmana de Aíd al Adha.

Una treintena de proyectiles de mortero impactaron primero en varios distritos de la capital, llegando incluso a interrumpir el discurso del presidente, quien afirmó después que "esta nación no se inclinará ante estos ataques con cohetes".

Entre dos y cuatro insurgentes, según los informes de las autoridades afganas y de la OTAN respectivamente, se atrincheraron en un mercado vacío a unos 800 metros del Palacio Presidencial y, cerca de la mezquita de Eidgah, en la ciudad vieja, donde entablaron un largo combate contra las fuerzas de seguridad afganas antes de ser abatidos.

Los habitantes, mientras tanto, tuvieron que salir corriendo a buscar refugio y abandonar el barrio mientras las fuerzas de seguridad acordonaban el perímetro.

El ISIS reivindicó la autoría del ataque a través de su agencia de propaganda, Amaq, y confirmó que el blanco del mismo era el Palacio Presidencial poco después de que los talibanes, con quienes el Gobierno afgano busca actualmente pactar un alto el fuego, negaran cualquier implicación en relación a lo sucedido.

"Los ataques de hoy en Kabul no tienen nada que ver con los combatientes del Emirato Islámico -autodenominación de los talibanes-", indicó el principal portavoz de los insurgentes, Zabihullah Mujahid. Sin embargo, varios analistas destacan que el Estado Islámico no tiene la capacidad de realizar un ataque con semejante nivel de organización en Afganistán, por lo que resulta probable que todo responda a una nueva estrategia por parte de los talibanes.

Por su parte, Rusia convocó ayer a un total de doce países, entre ellos Estados Unidos, a una reunión con representantes de los talibanes el próximo día 4 de septiembre en la capital rusa, Moscú, para tratar de encontrar una solución al conflicto civil que padece Afganistán. Se trata de un encuentro que Washington ha rechazado, pero al que sí acudirán, entre otros, China e Irán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook