29 de agosto de 2018
29.08.2018

La renuncia del ministro galo de Ecología agrava la crisis de popularidad de Macron

Nicolas Hulot, figura estrella del ecologismo en Francia, justifica su decisión en los escasos progresos efectuados por el Ejecutivo galo en materia medioambiental

29.08.2018 | 01:12
Nicolas Hulot sale del Elíseo.

El ministro francés de Transición Ecológica, el mediático Nicolas Hulot, anunció ayer su dimisión de forma imprevista durante una entrevista en la cadena de radio France Inter, sumiendo al Ejecutivo galo en una nueva crisis de imagen.

"No quiero dar la ilusión de que mi presencia en el gobierno significa que estamos a la altura del desafío", afirmó Hulot en directo, justificándose en lo "solo" que se ha sentido debido al escaso interés del Gobierno de Emmanuel Macron por los asuntos de medio ambiente.

"Vamos dando pequeños pasos y Francia hace mucho más que otros países, pero ¿son suficientes los pequeños pasos? La respuesta es no", afirmó el ministro, quien reveló, además, que no le había comunicado previamente su decisión ni al presidente ni al primer ministro para evitar que ambos trataran de disuadirlo "una vez más". La renuncia de Hulot se produjo al día siguiente de que el Ejecutivo francés anunciara que el precio de los permisos de cacería se reduciría a la mitad, tras una reunión en el Elíseo a la que asistió un representante de la Federación Nacional de Cazadores francesa, y que provocó que el ministro denunciara "la significativa presencia de lobbies -grupos de presión - en los círculos de poder".

Expresentador de un conocido programa de televisión sobre la naturaleza y entregado a la causa medioambiental desde hace tres décadas, la dimisión de Hulot, de 63 años, ha supuesto el último varapalo para el Gobierno de Emmanuel Macron, que atraviesa desde hace meses una grave crisis de popularidad debido a sus reformas sociales y al escándalo del exjefe de seguridad del presidente, Alexandre Benalla, por el que Macron tuvo que afrontar una moción de censura a finales de julio.

El presidente galo aseguró "respetar" la decisión del ya exministro, considerado el número tres del Gobierno, pero se mostró esperanzado en poder recurrir de nuevo a su asesoramiento en el futuro.

"La razón por la que lo elegí hace 15 meses es porque es un hombre libre y lo respeto. Pero espero que podamos seguir contando con su compromiso", declaró Macron desde Dinamarca, en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro danés, Lars Løkke Rasmussen.

Interrogado sobre su política de protección del medio ambiente, una de las señas de identidad de la campaña electoral del actual presiente, Macron defendió su gestión asegurando que "en 15 meses, este Gobierno ha hecho más en este área que cualquier otro antes".

Hulot, asimismo, insistió en que no quiere que su decisión de dejar el Ejecutivo sirva para atacar al Gobierno, puesto que siente "una profunda admiración por Emmanuel Macron y por Edouard Philippe". Por ello, aseguró que no hará "nada" que pueda perjudicar a Macron y que sus aspiraciones políticas han "terminado".

Sin embargo, varias ONG como Greenpeace denunciaron que "la ecología es una fachada" para el actual Ejecutivo galo, mientras que los analistas políticos destacan ya la pérdida de popularidad de Macron entre sus partidarios en el centro izquierda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook