Su fuero como senadora ha librado de la prisión preventiva a la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.

La peronista ha sido procesada en la causa de megasobornos conocida como cuadernos de la corrupción, acusada de ser la jefa de una red ilícita de cobro de comisiones ilegales en la que también han sido procesados, con prisión preventiva, una treintena de exfuncionarios y empresarios, de los que 14 no ingresarán en la cárcel por haber sido aceptados como colaborares -arrepentidos-.

Fernández, que suma su sexto procesamiento, está pendiente de la resolución de una petición judicial de desafuero al Senado, que el pasado diciembre ya rechazó otra demanda similar.

En la causa de los cuadernos de la corrupción se investiga el pago de sobornos millonarios por los más importantes empresarios argentinos para obtener contratos de obra pública entre 2003 y 2015. La mayor parte de las comisiones fueron a parar a los bolsillos de los políticos ahora procesados.