13 de octubre de 2018
13.10.2018

Las concesiones para cerrar el acuerdo del 'Brexit' alborotan al Gobierno de May

Bruselas avisa de que el Reino Unido perdería el "cheque británico" aún con un "improbable pero deseable" nuevo referéndum

13.10.2018 | 01:46
El negociador jefe de la UE para el ´Brexit´, Michel Barnier.

Nuevo alboroto en el Gobierno británico. Varios ministros han amenazado con presentar su dimisión debido a las concesiones que la primera ministra, la conservadora Theresa May, estaría dispuesta a hacer a la Unión Europea (UE) en el marco de la negociación del Brexit. El conato de rebelión se produce a escasos días de una cumbre comunitaria que se presume decisiva.

Y un día después de que un aliado clave de los tories en el Parlamento, el partido norirlandés DUP, amenazase con retirarle su apoyo, lo que aproxima un escenario de moción de confianza y legislativas anticipadas.

Según medios británicos, al menos tres ministros sopesan dimitir debido a las condiciones que May está dispuesta a aceptar para mantener una frontera abierta entre Irlanda del Norte (provincia británica) y la República de Irlanda (país miembro de la UE) tras la consumación del divorcio, previsto para marzo de 2019.

The Telegraph mencionó a la ministra de Desarrollo Internacional, Penny Mordaunt, y a la de Pensiones, Esther McVey. Y The Guardian asegura que la líder de la mayoría tory en los Comunes, Andrea Leadsom, también está preocupada ante la perspectiva de que May acepte mantener al Reino Unido en la unión aduanera por un periodo de tiempo indefinido después de la salida del país del bloque.

Esta opción fue propuesta como solución para mantener abierta la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda si Londres y Bruselas no alcanzan un acuerdo sobre sus futuras relaciones comerciales. Los euroescépticos exigen que se limite el tiempo durante el cual el Reino Unido seguiría rigiéndose por las normas europeas, lo que le impediría negociar acuerdos comerciales con terceros países. Pero, según la prensa, May dijo el jueves por la noche a su gabinete restringido que está dispuesta a aceptar las condiciones europeas.

Entre tanto, el eurocomisario Günther Oettinger advirtió ayer de que el Reino Unido perdería el "cheque británico" incluso en el caso de que los británicos votasen por la permanencia en un "improbable pero deseable" segundo referéndum.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook