19 de noviembre de 2018
19.11.2018
La Opinión de A Coruña

Theresa May advierte de que el acuerdo alcanzado con la UE es el único posible

La ministra británica encara una semana decisiva para el pacto que encauzará el 'Brexit'

19.11.2018 | 00:33
Theresa May.

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, advirtió ayer a los diputados críticos en su partido de que expulsarla con una moción de confianza podría "frustrar" la materialización del Brexit porque el acuerdo al que ha llegado con Bruselas es el único posible. Embarcada en una campaña mediática para convencer a los británicos de que su pacto es la vía para cumplir con el resultado del referéndum de 2016, la jefa de Gobierno confirmó a la cadena Sky News que el Partido Conservador no recibió por ahora las peticiones necesarias para forzar un voto sobre su liderazgo.

"Un cambio de líder no haría las cosas más fáciles para este país, ni cambiaría la aritmética parlamentaria, sino que provocaría incertidumbre" y podría además retrasar o incluso hacer descarrilar el Brexit, avisó ayer May.

El descontento entre los tories más euroescépticos con el borrador de acuerdo persiste como una amenaza para el futuro político de May. Varios ministros de su Gobierno y más una veintena de diputados conservadores presionan para que regrese a la mesa de negociaciones y busque mayores concesiones por parte de la UE, en particular en lo referido al estatus de la frontera en Irlanda del Norte.

La primera ministra británica se enfrenta a una semana decisiva en la que irá a Bruselas para reunirse con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, antes de la cumbre del próximo domingo. El punto más controvertido del acuerdo es el backstop: una solución de último recurso que prevé, por una parte, que Reino Unido se mantenga en una unión aduanera con la UE y por otra, un mayor alineamiento reglamentario para Irlanda del Norte si no se llega a un acuerdo sobre la futura relación entre Bruselas y Londres tras un período transitorio de 21 meses.

En el Parlamento, el destino del proyecto que se presentará en diciembre peligra por la oposición abierta del Partido Laborista, de los Liberales Demócratas y del pequeño Partido Unionista de Irlanda del Norte, aliado de los conservadores. Jeremy Corbyn, jefe de los laboristas, insta a May "regresar a Bruselas" para negociar. Al contrario de los conservadores, el principal partido de la oposición buscaría obtener un "acuerdo aduanero permanente con la UE" y convocar elecciones legislativas anticipadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook