21 de noviembre de 2018
21.11.2018

España rechaza el acuerdo del 'Brexit' si no se precisa la cuestión de Gibraltar

Bruselas, contraria a modificar el texto pactado con Londres, se limita a afirmar que "está al corriente" de la posición española

21.11.2018 | 01:43
Sánchez saluda a De la Vega durante un acto celebrado en Madrid.

Gibraltar aparece ahora como el principal escollo para que el próximo domingo el Consejo Europeo apruebe el acuerdo sobre el Brexit alcanzado la pasada semana entre Londres y Bruselas. El presidente Pedro Sánchez, anunció ayer que España votará en contra, lo que equivale a un veto, si no se precisa en el texto que la relación futura con el Peñón ha de negociarse entre España y Reino Unido antes de ser sometida a la UE.

Sánchez llamó al presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, y al del Consejo Europeo Donald Tusk, para transmitirles la posición española. España exige que se modifique el artículo 184 del acuerdo de salida, en el que se explicita que la relación futura será negociada entre Reino Unido y la UE, sin mencionar la situación particular de Gibraltar. A ojos españoles, esta redacción contradice todas las declaraciones del Consejo, en las que siempre se ha afirmado que el visto bueno previo de España será preceptivo en asuntos del Peñón.

El problema es que Bruselas se muestra contraria a reabrir un texto pactado con grandes dificultades, actitud que fue expresada el lunes por la noche por el negociador comunitario Michel Barnier. En consecuencia, Bruselas, que es consciente del entuerto, tiene dificultades para encontrar una solución. De ahí que, ayer, la Comisión Europea se limitase a afirmar que "está al corriente" de la posición española y "trabaja estrechamente" con todos los países con vistas a la cumbre del domingo. El portavoz jefe del Ejecutivo comunitario Margaritis Schinas, resaltó que las directrices de negociación adoptadas en abril de 2017 por los Veintisiete establecen que ningún acuerdo que negocien la UE y Reino Unido sobre la relación futura podrá aplicarse a Gibraltar sin acuerdo previo de España. El portavoz no quiso explicar si el artículo 184 fue redactado a instancias de Londres y sin consultar con el resto de Estados miembros, tal y como ha sugerido España.

En todo caso, Madrid ha dejado abierta una alternativa a la reescritura del artículo 184. Se trataría de que la facultad española de veto a cualquier acuerdo futuro con Gibraltar se recoja en la declaración política sobre la relación futura, texto de unas 20 páginas que todavía se negocia y se conocerá esta semana. Las autoridades comunitarias son conscientes de que la actual ofensiva es inusual en un país europeísta como España. "Los españoles son serios, no es una broma, pero vamos a encontrar una solución", aseguró ayer en Bruselas un diplomático europeo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook