22 de noviembre de 2018
22.11.2018

Bruselas vuelve a tumbar las cuentas italianas y amenaza con sanciones por la elevada deuda

Salvini: "Tenemos la carta de la UE, ahora esperamos la de Papá Noel" - Polonia da marcha atrás en su reforma de la judicatura

22.11.2018 | 01:52
Matteo Salvini.

La Comisión Europea -CE- volvió a rechazar ayer los Presupuestos de Italia para 2019, además de proponer la apertura de un procedimiento por déficit excesivo, en razón de la elevada deuda pública -131% del PIB-.

La medida podría desembocar en sanciones de entre el 0,2% y el 0,5% del PIB italiano -de 3.450 a 8.625 millones-. Sin embargo, la Comisión no puede pedir la apertura formal del procedimiento hasta recibir el respaldo del Consejo Europeo, que debe ser otorgado por unanimidad.

Un borrador casi intacto

El pasado mes de octubre, en una decisión sin precedentes, la Comisión pidió a Roma un nuevo borrador presupuestario tras constatar que las cuentas suponían un incumplimiento claro de las normas comunitarias.

Sin embargo, el Ejecutivo de coalición de la Liga y el Movimiento Cinco Estrellas -M5S- envió un borrador sin apenas cambios que mantiene la cifra de déficit para el próximo año en el 2,4%, tres veces más de lo pactado por el Ejecutivo anterior, con la única introducción del compromiso de no rebasarla así como un programa de venta de inmuebles públicos para rebajar la deuda. El ministro de Economía italiano, Giovanni Tria, consideró que "dramatizar el desacuerdo entre Italia y la Comisión perjudica a la economía italiana y, en consecuencia, a la economía europea". Más jocoso fue en su respuesta el hombre fuerte del Ejecutivo, el líder liguista Matteo Salvini, quien, preguntado por el aviso de la Unión Europea -UE-, declaró: "¿La carta de la UE? También espero la de Papá Noel". Salvini adelantó la voluntad del Ejecutivo de seguir negociando.

Polonia obedece al TJUE

Mientras, en Polonia, el Gobierno del ultraconservador Ley y Justicia -PiS- decidió dar marcha atrás en la ley que adelantaba la edad de jubilación de los jueces del Tribunal Supremo, tras las órdenes dictadas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europa -TJUE- para que se dejara en suspenso la aplicación de esa controvertida medida. Lo hizo a través de una iniciativa parlamentaria que, de prosperar, permitirá reincorporarse a sus puestos a los magistrados que se habían visto obligados a jubilarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook