23 de noviembre de 2018
23.11.2018

Trump amenaza con cerrar la frontera y autoriza a disparar a la caravana

Rifirrafe del magnate estadounidense con el presidente del Tribunal Supremo en respuesta a una nueva medida judicial

23.11.2018 | 02:21
Teleconferencia de Trump con tropas desplegadas en el exterior.

El presidente de Estados Unidos-EEUU- Donald Trump, confirmó ayer que ha autorizado el uso de la "fuerza letal" en la frontera con México para frenar a los "criminales" de la caravana latinoamericana que intenta cruzarla. Trump adelantó que si la situación se vuelve "incontrolable" será necesario cerrar "toda la frontera" de forma temporal.

El mandatario no escatimó críticas contra la caravana de migrantes centroamericanos que ha llegado a México desde Honduras y el Salvador, asegurando que entre sus componentes hay "criminales", entre ellos "al menos 500" que tendrían antecedentes policiales "graves".

Trump acusó a los demócratas de querer "abrir las fronteras" a todos los inmigrantes y aseguró que no quiere que ocurra en Estados Unidos lo que está pasando en la localidad mexicana de Tijuana, donde hay "peleas" en las calles.

Los primeros efectivos de la caravana llegaron a esta localidad fronteriza hace diez días y desde entonces permanecen a la espera de tomar una decisión sobre su futuro. Algunos son partidarios de permanecer en México, mientras que otros insisten en entrar en Estados Unidos y una parte tiene Canadá como objetivo final de su viaje.

Una decisión insólita

La inmigración ha propiciado un fuerte enfrentamiento entre el inquilino de la Casa Blanca y el presidente del Tribunal Supremo John Roberts.

Donald Trump acusó a los jueces de poner en riesgo la seguridad del país, después de que un juez federal bloquease esta semana una orden ejecutiva con la que pretendía negar el derecho a asilo a quienes hayan entrado en el país de un modo irregular.

"Los jueces no deberían legislar la seguridad en la frontera, o en cualquier otro lugar", escribió Trump en su cuenta oficial de la red social Twitter. "No saben nada al respecto y están poniendo en riesgo la seguridad de nuestro país", añadió.

"Deben permitir a nuestros profesionales encargados de hacer cumplir la ley que hagan su trabajo. Si no, solo habrá confusión, caos, heridas y muerte", sentenció el magnate estadounidense antes de calificar al juez californiano que ha bloqueado su decreto de "juez de Obama".

Fue en ese punto cuando, en una decisión insólita, Roberts intervino mediante un comunicado dirigido a la agencia AP en el que aseguró: "No tenemos jueces pro Obama, o Trump, o Bush, o Clinton. Tenemos un conjunto extraordinario de jueces que hacen todo lo que pueden para juzgar de manera equitativa a quienes comparecen ante ellos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook