24 de noviembre de 2018
24.11.2018

'Chalecos amarillos' contra la pérdida de poder adquisitivo

El movimiento iniciado en Francia contra la subida de la gasolina adquiere rango global

24.11.2018 | 01:49
Manifestantes con chalecos amarillos, ayer en Calais.

El movimiento de los chalecos amarillos, que nació en Francia por la subida del precio de la gasolina, va camino de adquirir rango de protesta general por la pérdida del poder adquisitivo y los impuestos.

Un estudio del Observatorio francés de Coyunturas Económicas -OFCE- confirma la consistencia de las quejas de los chalecos amarillos: el ingreso anual medio de un hogar francés retrocedió 440 euros entre 2008 y 2016.

Nivel de vida no recuperado

"El problema es que antes de la crisis teníamos un aumento pero desde 2008 hay una ruptura. Y el nivel de vida medio por hogar no ha vuelto a su nivel anterior a la crisis", explica Mathieu Plane, economista del observatorio.

La situación debería mejorar gradualmente, estima Emmanuel Jessua, director de estudios del Instituto Rexecode. "En 2018 se estima que habrá un aumento global del poder adquisitivo de todos los hogares, del orden del 1,3%". Pero esta mejora no beneficiará a los más modestos, que aun verán disminuir ligeramente sus ingresos en 2018 y 2019, según el Instituto de Políticas Públicas.

Versiones opuestas

El aumento del 23% del precio del diésel el último año fue la gota que colmó el vaso para muchas familias que luchaban para llegar a fin de mes. El presidente Emmanuel Macron vinculó la subida del precio de los carburantes al alza del barril de petróleo, pero los chalecos amarillos le acusan de castigar a los automovilistas mientras se recortan los impuestos a las empresas y a los más ricos. El movimiento, desligado de los sindicatos y los partidos, que el sábado pasado logró sacar a las calles a 270.000 manifestantes en toda Francia, promete tomar hoy París, donde hasta la Torre Eiffel cerrará.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook