02 de diciembre de 2018
02.12.2018

Adiós al Bush que presidió la caída del Muro

Luto mundial por el expresidente de EEUU, fallecido a los 94 años, que lanzó la guerra del Golfo, facilitó la reunificación alemana y fue derrotado por Clinton tras un mandato

02.12.2018 | 01:02
George H. W. Bush

Dirigentes de países de todo el mundo manifestaron ayer su duelo por la muerte, a los 94 años, de George H. W. Bush, el presidente de EEUU (1989-1993) durante cuyo mandato se produjo la caída del Muro, la reunificación alemana y el derrumbe de la Unión Soviética, que marcaron el final de la Guerra Fría. George Bush -padre del presidente de igual nombre y apellidos (2001-2009) que vio la caída de las Torres Gemelas el 11-S e inició las guerras de Afganistán e Irak- había sido vicepresidente con Ronald Reagan (1981-1989), en cuyos ocho años de mandato se diseñaron las políticas que aceleraron el colapso de la URSS.

Antiguo director de la CIA, Bush proclamó en 1991 el Nuevo Orden Mundial a la vez que iniciaba la Guerra del Golfo, la primera guerra "transmitida en directo", en la que se liberó a Kuwait de la invasión de Saddam Hussein. Poco más de un año después perdió las elecciones presidenciales ante el demócrata Bill Clinton, por lo que no pudo acceder a un segundo mandato.

"A Jeb, Neil, Marvin, Doro y a mí nos entristece anunciar que tras 94 extraordinarios años, nuestro querido padre ha fallecido", escribió ayer su hijo George W. Bush, en un comunicado difundido en Twitter por un portavoz de la familia. "George H. W. Bush fue un hombre de gran carácter y el mejor padre que un hijo o una hija podría pedir", añadió Bush hijo.

La muerte de Bush padre ocurre solo meses después del fallecimiento en abril de su esposa Barbara Bush, una muy querida primera dama, con quien estuvo casado durante 73 años. Le sobreviven sus cinco hijos y 17 nietos.

El actual presidente estadounidense, Donald Trump, destacó el "liderazgo inquebrantable" de su predecesor. "Estados Unidos ha perdido a un patriota y a un humilde servidor", aseguró por su parte el expresidente Barack Obama (2009-2017), destacando que sus acciones permitieron "reducir el azote de las armas nucleares y formar una amplia coalición internacional para expulsar a un dictador de Kuwait". Obama también resaltó que la diplomacia de George W. H. Bush contribuyó "a poner fin a la Guerra Fría sin un solo disparo". El otro gran protagonista de la caída de la URSS, Mijail Gorbachov, destacó la colaboración mutua. "El resultado fue el fin de la Guerra Fría y de la carrera nuclear", añadió Gorbachov. "Le rindo homenaje por su contribución a este logro histórico. Fue un socio de verdad", apostilló el último máximo dirigente de la URSS.

Desde Buenos Aires, donde participa en la cumbre del G-20, la canciller alemana, Angela Merkel, calificó a Bush de "golpe de suerte" en la historia germana por su decisiva contribución a la reunificación del país en 1990. "El pueblo alemán tuvo en él un verdadero amigo que reconoció la importancia de aquel momento histórico y nos dio su confianza y apoyo", añadió Merkel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook