03 de diciembre de 2018
03.12.2018
Capilla ardiente

El expresidente George H.W. Bush, homenajeado en el Capitolio

La capilla ardiente permanecerá abierta hasta el miércoles, cuando se oficiará el funeral de Estado

03.12.2018 | 23:45
El féretro de George H.W. Bush, en el Capitolio

La recepción del féretro con los restos mortales del expresidente de EEUU George H. W. Bush (1989-1993) comenzó este lunes en el Capitolio, en Washington, poco después de llegar a la base de Andrews, a las afueras de la ciudad, para que el público pueda rendirle tributo.

Minutos antes de las 17.00 hora local (22.00 GMT), los restos llegaron al edificio que acoge el Congreso bicameral, donde fue recibido por un comité integrado por los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado, tanto del Partido Demócrata como del Republicano, y liderado por su hijo, el expresidente George W. Bush (2001-2009).

El avión que transportaba el féretro aterrizó poco antes de las 15.30 hora local (20.30 GMT) en la base, donde fue recibido por miembros de las fuerzas aéreas y de las fuerzas especiales.

En el Capitolio, el cuerpo del expresidente número 41 de Estados Unidos será expuesto bajo la cúpula central del edificio y permanecerá accesible para permitir que los ciudadanos ofrezcan sus respetos y sus condolencias.

La capilla ardiente abrirá sus puertas al público desde las 19.30 hora local de este lunes (00.30 GMT del martes) y las cerrará el miércoles a las 07.00 de la mañana (12.00 GMT), puesto que ese mismo día tendrá lugar la ceremonia oficial del funeral de Estado.

El oficio contará con la presencia del presidente Donald Trump y la primera dama, Melania, así como otros exmandatarios y personalidades destacadas de la vida pública estadounidense, como miembros del Gobierno y del Tribunal Supremo.

Después, el féretro de Bush padre, como se le conocía para diferenciarle de su hijo, el también expresidente George W. Bush (2001-2009), será trasladado a Houston de nuevo para recibir un último adiós por parte de su familia.

La mañana del jueves tendrá lugar en la ciudad texana un oficio privado en la Iglesia Episcopal de St. Martin, lugar al que él y su mujer, la ex primera dama Barbara Bush, fallecida en abril de este año, acudían con regularidad.

Los restos de George H.W. Bush descansarán junto "al amor de su vida", como él definía siempre a Barbara Bush, en la Biblioteca Bush situada en la localidad de College Station (Texas), a 160 kilómetros de Houston.

El patriarca de la familia Bush fue piloto de guerra durante la Segunda Guerra Mundial, congresista, embajador en la ONU, director de la CIA, vicepresidente en la Administración de Ronald Reagan entre 1981 y 1989 y puso fin a sus cuatro décadas de carrera política como presidente (1989-1993), desde donde lideró el fin de la Guerra Fría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook