12 de diciembre de 2018
12.12.2018
La Opinión de A Coruña
ÚLTIMA HORA
Sanidad informa de 968 nuevos casos de Covid-19 en las últimas 24 horas

Macron no convence a los 'chalecos amarillos', que siguen movilizados

La izquierda presentará una moción de censura n Riesgo de que París incurra en déficit excesivo por las medidas anunciadas

12.12.2018 | 01:43
El carné con la imagen del presidente ruso.

El presidente de Francia Emmanuel Macron, no ha logrado convencer a los chalecos amarillos con su alocución del lunes, en la que anunció una subida de 100 euros del salario mínimo y la exención de impuestos y cargas sociales de las horas extras como medidas estrellas de un paquete de iniciativas que tendrá un coste de entre 8.000 y 10.000 millones de euros. Este gasto adicional podría llevar el déficit público galo más allá del 3%, que marca una línea roja para la Unión Europea.

Aunque hubo elementos moderados de los chalecos amarillos que se felicitaron de la "puerta abierta" por el poder, otros portavoces se mantuvieron firmes: "Continuaremos luchando, no nos vamos a ir", dijo uno de los representantes del movimiento, quien anunció que siguen movilizados y mantienen su intención de volver a manifestarse el sábado próximo.

"Todo esto es una comedia", declaró Thierry, de 55 años, un mecánico de bicicletas que tras el discurso de Macron se fue a "bloquear" un peaje en Boulou, cerca de la frontera con España. Las críticas más duras a Macron fueron por negarse a dar marcha atrás en la supresión del impuesto a las grandes fortunas.

Macron "no entendió nada de la cólera que se está expresando", dijo por su parte el sindicato CGT. El líder de la Francia Insumisa Jean-Luc Mélenchon, apoyó que el próximo sábado se celebre la quinta jornada de protesta. De hecho, los partidos de izquierda anunciaron que presentarán una moción de censura, que no tiene posibilidades de prosperar dada la mayoría absoluta del grupo de Macron en la Asamblea.

En cuanto a la repercusión presupuestaria de las medidas, la Comisión Europea advirtió de que las vigilará "estrechamente", aunque precisó que no las comentará "hasta que sean detalladas".

Italia, que ha presentado un polémico presupuesto que rompe las normas de austeridad de la Unión, advirtió al presidente galo que "si las normas son iguales para todos", entonces Bruselas tendrá que abrirle un procedimiento por déficit excesivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook