El republicano Mitt Romney, que hoy accederá a un escaño en el Senado, arremetió ayer contra el presidente Trump en un artículo en The Washington Post titulado El presidente moldea el carácter de una nación. El carácter de Trump no ha cumplido. Romney fue derrotado por Barack Obama en las presidenciales de 2012.

En el texto, Romney asegura de Trump que "su conducta durante los últimos dos años, particularmente sus acciones del último mes, evidencian que no está a la altura del cargo". Lo acusa de convertir a EEUU en una nación "dividida, resentida y enfadada", y respecto a su política internacional asegura que "ha causado consternación en todo el mundo".

El presidente recordó en Twitter a Romney su derrota de 2012. "Yo gané a lo grande y él no. Debería estar feliz por todos los republicanos. Sé un jugador más del equipo y gana", le insta. Trump también desveló que ha recibido una carta del líder norcoreano Kim Jong-un, y agregó que espera reunirse pronto con él para presionar a Pyongyang y que renuncie a su programa de armas nucleares. Kim amenazó con buscar "una nueva vía" si en las negociaciones nucleares se "entiende mal" su "paciencia" y se le siguen exigiendo gestos unilaterales.