10 de enero de 2019
10.01.2019

May deberá presentar un 'plan B' en 3 días si los Comunes rechazan el acuerdo del 'Brexit'

Los diputados tendrán margen para proponer enmiendas que faciliten otro referéndum o un aplazamiento del abandono de la UE

10.01.2019 | 01:29
May, ayer, a su salida de su residencia rumbo al Parlamento.

La Cámara de los Comunes británica aprobó ayer una iniciativa que obliga al Gobierno de la conservadora Theresa May a presentar en tres días un plan B para la salida de la Unión Europea -UE- si, como se prevé, los diputados tumban el próximo martes el actual Acuerdo de Salida.

Se trata de la segunda derrota parlamentaria de May en apenas 24 horas, después de que el martes los Comunes aprobaran una enmienda presupuestaria que limita el gasto destinado a los preparativos de un Brexit duro y exige el visto bueno de la cámara para ampliarlo.

Conforme al calendario hasta ahora vigente, el 15 de enero los diputados celebrarán la votación que debía haberse producido el 11 de diciembre, en la que decidirán si apoyan o rechazan el texto pactado con Bruselas a finales de noviembre. En caso de que triunfe el no, el Gobierno tenía hasta ahora 21 días para anunciar su plan.

Sin embargo, diputados conservadores y laboristas se unieron ayer para lanzar la nueva iniciativa, que salió adelante con 308 votos a favor y 297 en contra. La derrota de May del martes se produjo con 303 votos a favor de limitar el gasto gubernamental y 296 en contra.

Además, en la iniciativa aprobada ayer se señala que los diputados podrán además agregar enmiendas a la nueva hoja de ruta que deberá presentar la primera ministra, lo que puede facilitar que se sometan a votación opciones alternativas como celebrar un segundo plebiscito o posponer el Brexit.

La enmienda de ayer fue puesta sobre la mesa por un diputado del Partido Conservador, que está dividido en al menos tres facciones: los proeuropeos que defienden un nuevo referéndum, aquellos que respaldan el pacto propuesto por la jefa de Gobierno, y el ala más euroescéptica, que ve con buenos ojos una salida sin acuerdo -el denominado Brexit duro-.

Por otra parte, un portavoz del Partido Laborista insistió en que el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, baraja presentar una moción de censura contra el Gobierno si pierde la votación del martes próximo, aunque todavía no ha decidido si lo hará de forma inmediata.

En mitad de esta confusa situación, el ministro de Economía alemán, Peter Altmaier subrayó ayer que resulta "esencial" prepararse en todos los ámbitos, especialmente en el económico, para la posibilidad de un Brexit duro, que, confirmó, "afectaría gravemente a la economía", aunque no dio más precisiones sobre cuáles serían las consecuencias negativas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook