La postura del Gobierno español ante el pronunciamiento de Juan Guaidó, fue expresada por el ministro de Exteriores Josep Borrell, quien reclamó la "unidad de acción" de la UE, sin "hacer seguidismo de nadie". PP y C's reclamaron reconocer a Guaidó. El popular Pablo Casado, pidió al Gobierno que lidere una posición de la UE en favor del reconocimiento y Albert Rivera el apoyo a Guaidó "para que se abra paso una transición democrática". Alberto Garzón, de IU, tildó de "golpe de Estado" la proclamación y lo achacó a la "injerencia externa capitaneada por el Gobierno de EEUU".