09 de febrero de 2019
09.02.2019

Guaidó amenaza con un "canal humanitario" para romper el bloqueo a la ayuda

La Casa Blanca admite que sus contactos con militares venezolanos para que retiren su apoyo a Maduro "son muy limitados" por el momento

09.02.2019 | 00:57
Acopio de ayuda en la localidad fronteriza colombiana de Cúcuta.

La ayuda humanitaria que Estados Unidos -EEUU- ha comenzado a enviar a Venezuela, en paralelo con el reconocimiento de la insurrección de Juan Guaidó, sigue siendo la primera prueba de fuego para medir la evolución del órdago lanzado al chavismo por el líder opositor.

De momento, la ayuda, más de cien toneladas de alimentos y medicinas, se acumula en almacenes de la localidad colombiana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela, que se encuentra bloqueada por camiones y vehículos militares.

Guaidó, que calificó de "crimen de lesa humanidad" la negativa al paso de los bienes, amenazó ayer con una red de voluntarios que irá a las fronteras para abrir un "canal humanitario". El presidente de la Asamblea estima en 300.000 las personas en riesgo de muerte por falta de alimentos o medicinas.

Nicolás Maduro volvió a negarse ayer a dejar introducir en el país los cargamentos -que califica de " show de la ayuda humanitaria falsa"- y en su lugar pidió que Estados Unidos entregue a Caracas los "casi 10.000 millones de dólares" bloqueados en cuentas bancarias. "No existe ninguna crisis humanitaria", afirmó Maduro, quien considera que ha sido "fabricada" por Estados Unidos para justificar "una intervención". Maduro propuso a Colombia que reparta los bienes entre su población de la zona pues "tiene bastante necesidad" y "pobreza".

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador, defensor del diálogo entre las partes, pidió que el posible envío de ayuda se haga "sin propósitos políticos" y sugirió que sea la Organización de las Naciones Unidos quien la canalice. López Obrador llamó a no utilizar la "fuerza" para introducir esa posible asistencia en Venezuela.

La otra prueba de fuego a la que se enfrenta Guaidó, mayor aún que la de la ayuda, es romper el apoyo del Ejército a Maduro. Un alto cargo de la Casa Blanca informó ala agencia Reuters de que Estados Unidos está en contacto directo con militares venezolanos para que deserten. No obstante, reconoció que, por el momento, "esas conversaciones son muy limitadas". Hasta ahora solo un general ha cambiado de bando. "Creemos que estas son las primeras piedras antes de que comencemos a ver rocas más grandes rodando por la colina", comentó la fuente.

Rumanía reconoce a Guaidó

Entre tanto, otro país de la Unión Europea -UE-, Rumanía se sumó ayer a los que reconocen a Guaidó como presidente interino del país, opción que no abraza la Unión como institución comunitaria. Rumanía, que ejerce la presidencia semestral del Consejo de la Unión Europea -Consejo de Ministros-, ha tardado 5 días en dar el paso por la profunda división entre su presidente -conservador- y su Gobierno -socialista-. Tan solo Italia, Grecia, Chipre, Eslovenia y Eslovaquia no han reconocido a Guaidó. En cuanto a la decisión del Grupo de Contacto de la UE y cuatro países latinoamericanos de enviar una comisión técnica a Caracas para allanar el camino a unas elecciones, Maduro se mostró dispuesto a reunirse con ella, mientras que Brasil la descalificó como "un sueño de Maduro".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook