09 de febrero de 2019
09.02.2019

Llamada al orden de las patronales por la crisis diplomática francoitaliana

París replica a las peticiones de reunión de Di Maio y Salvini que ellos no presiden el Ejecutivo de Roma

09.02.2019 | 00:57
Emmanuel Macron.

Las patronales de Italia y de Francia lanzaron ayer una seria llamada al orden a sus respectivos gobiernos por la crisis diplomática abierta a la que condujeron el jueves 9 meses de enfrentamientos entre París y Roma. El mundo de la economía "quiere unir lo que la política está dividiendo", afirmaron en un comunicado conjunto el presidente de la patronal italiana Confindustria Vincenzo Boccia, y el del Movimiento de Empresas de Francia -Medef- Geoffroy Roux de Bézieux.

Francia llamó a su embajador en Roma a consultas -una medida sin precedentes desde los inicios de la II Guerra Mundial- en respuesta a una reunión mantenida el martes en París por el vicepresidente del Gobierno italiano Luigi Di Maio, con representantes del movimiento de protesta chalecos amarillos. Las patronales instaron a sus respectivos gobiernos a evitar divisiones e impulsar un diálogo constructivo, ya que "el reto no es entre países europeos, sino entre Europa y el mundo exterior", dijeron.

El Gobierno francés justificó ayer la llamada a consultas de su embajador en Roma por los "ataques reiterados" lanzados por los líderes de los dos partidos que gobiernan en Italia. "Era importante enviar una señal", subrayó su portavoz Benjamin Griveaux, quien se quejó de las críticas a la política migratoria gala o las alusiones a su colonización de África. Tanto Di Maio como Matteo Salvini, mostraron su voluntad de verse con Emmanuel Macron, o con representantes del Gobierno francés, una oferta a la que Griveaux respondió que no son ellos quienes están al mando. "Solo hay un jefe de Gobierno en Italia y es el señor -Giuseppe- Conte", apostilló en alusión al primer ministro italiano, un independiente vigilado de cerca por los dos hombres fuertes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook