20 de marzo de 2019
20.03.2019
La Opinión de A Coruña

La Policía descarta vínculos entre el atacante de Utrecht y sus víctimas

La investigación refuerza la hipótesis terrorista tras localizar una nota en el vehículo en el que huyó el autor de los disparos

20.03.2019 | 01:01
La Policía descarta vínculos entre el atacante de Utrecht y sus víctimas

La Policía holandesa descartó ayer que Gökmen Tanis, el principal sospechoso del tiroteo de Utrecht, tenga relación familiar con alguna de sus víctimas y se afianza la hipótesis de un ataque terrorista, tras localizar una nota en el coche en el que se fugó el presunto atacante. Las víctimas son: una mujer de 19 años, de Vianen, y dos hombres de 28 y 49 años, ambos naturales de Utrecht. En el ataque resultaron heridas de gravedad otras tres personas. El Servicio de la Fiscalía (OM) asegura que "toma en cuenta muy seriamente" que el atacante de Utrecht tuviera "un motivo terrorista", especialmente después de estudiar, entre otras pistas, una nota que se encontró en el coche que robó Gökmen Tanis, turco de 37 años, para escapar del lugar del tiroteo. Medios de comunicación turcos, que citaban fuentes de su entorno personal, apuntaron que el sospechoso actuó movido por "asuntos familiares" y disparó primero a una pariente y luego a quienes se acercaron a socorrer a la víctima.

Testigos del tiroteo y amigos de Tanis explicaron a Efe que el detenido tenía "épocas inestables, con un perfil más de psicópata que de un terrorista". A veces "iba dando lecciones a las mujeres en la calle sobre su forma de vestir" pero, al mismo tiempo, "aparecía ebrio" por la conocida Kanaalstraat, donde se reunía con sus amigos. Coinciden en que mantiene "un comportamiento extraño" desde hace dos años y que a veces frecuentaba la mezquita turca del barrio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook