22 de marzo de 2019
22.03.2019
La Opinión de A Coruña

La UE pide que los Comunes aprueben el pacto de salida antes de dar la prórroga

Los 27 se inclinan por dejar en el 22 de mayo la extensión al 30 de junio pedida por Londres n Una prórroga larga se dirigiría a derribar a May

22.03.2019 | 01:13
May, ayer, a su llegada al Consejo Europeo de Bruselas.

El Consejo Europeo dedicó ayer su primera sesión a debatir la prórroga del Brexit solicitada la víspera por la primera ministra británica Theresa May. Y debió de hacerlo con inusitada intensidad porque una rueda de prensa prevista para las ocho de la tarde seguía sin celebrarse varias horas después.

Sin embargo, fuentes próximas a la reunión adelantaron a lo largo de la tarde que los 27 exigirán a Londres que el Parlamento apruebe el Acuerdo de Salida antes de concederle la prórroga. De lo contrario, el plazo extra podría convertirse en una indeseable prolongación del esperpento que desde noviembre protagoniza en Reino Unido un Gobierno que no consigue que apoyen el pacto los mismos diputados que lo sustentan, sin que eso haya conducido a una pérdida de la confianza parlamentaria hacia el Ejecutivo.

Para la Unión Europea -UE-, si la semana que viene no se aprueba el acuerdo, todo indicará que la salida al callejón ciego en el que se encuentra el proceso será un abandono caótico de los británicos, sin acuerdo alguno. Lo cual, por supuesto, restablecería en el interior de la isla de Irlanda la temida frontera que pondrá en peligro el proceso de paz. Una frontera en torno a la cual ha girado toda la polémica que ha impedido la aprobación de lo pactado.

Ahora bien, si los Comunes no aprobasen la próxima semana el Acuerdo de Salida, aún quedaría la opción de una prórroga larga, de uno o dos años. Este retraso se daría, sin embargo, con un objetivo claro: la renuncia de May como mecanismo de desbloqueo político, probablemente por la vía de unas elecciones anticipadas que, incluso, podrían desembocar en otro referéndum.

Sentada la necesidad de la aprobación previa del Acuerdo de Salida, el siguiente escollo debatido ayer en Bruselas era la duración de la prórroga. May solicitó llevarla hasta el 30 de junio, pero Bruselas no está dispuesta a ir más allá del 22 de mayo a medianoche, ya que el 23 comienza el ciclo de las elecciones europeas -23-26 de mayo-. Si a esas alturas, Reino Unido siguiera en la UE, tendría que participar en los comicios o comprometería la legitimidad de la Eurocámara resultante de las urnas.

El presidente del Parlamento Europeo el italiano Antonio Tajani, fue aún más lejos al precisar que la fecha límite legalmente aceptable es el 11 de abril, ya que ese es el último día en el que, de acuerdo con los calendarios preelectorales comunitarios, Londres podría notificar su intención de celebrar comicios. En todo caso, Tajani también insistió en que la aprobación del Acuerdo de Salida es una condición previa a la concesión de la prórroga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook