La Cámara de los Comunes volvió a tumbar ayer todas las alternativas que le fueron propuestas al Acuerdo de Salida pactado entre el Gobierno de Londres y la Unión Europea, ya rechazado tres veces. A diferencia del pasado miércoles „día en el que dijeron no a ocho opciones„, los diputados se pronunciaron sobre cuatro posibilidades: la unión aduanera, rechazada por 276 a 273; un segundo referéndum (292-280); la llamada opción Noruega 2.0, que incluye el mantenimiento en la unión aduanera y el mercado único (282-261) y la retirada de la solicitud de Brexit (292-191).

Como muestra de la indecisión en que vive Reino Unido, el Gobierno británico aprobó ayer partidas destinadas a los gastos derivados de unas eventuales elecciones europeas en el país el 23 de mayo. Estas se producirían si el próximo día 12, Londres opta por cualquier opción de futuro que no sea el Brexit duro o la aprobación, en una nueva votación, del Acuerdo de Salida pactado entre el Ejecutivo de Theresa May y las autoridades de Bruselas.

May reunirá esta mañana a su Gobierno y no se descarta que por la tarde intente someter a voto, por cuarta vez, el Acuerdo de Salida.