06 de abril de 2019
06.04.2019
ÚLTIMA HORA
MotoGP: 'Pole position' para el líder del mundial Marc Márquez en el GP de Gran Bretaña

Los argelinos mantienen la presión pese a la renuncia de Buteflika

El Ejército se reafirma en su "apoyo" a las reivindicaciones de la población, que, sin embargo, también apuntan contra su cúpula

06.04.2019 | 00:24
Argelinas en la manifestación de ayer por un cambio radical.

Los argelinos volvieron a salir en masa a la calle, por séptimo viernes consecutivo, pese a la renuncia, el pasado martes, del anciano y enfermo presidente Abdelaziz Buteflika. Desde hace semanas los manifestantes exigen una renovación total del régimen mediante una reforma constitucional y elecciones transparentes.

Desde primera hora de la mañana, miles de personas comenzaron a concentrarse en la plaza de la Grande Poste, en Argel, y en otros puntos de la ciudad, para exigir la caída de la cúpula del poder que ha parasitado, protegido y manejado al dimitido presidente. Buteflika renunció presionado por el hombre fuerte del Ejército, general Salah, quien pretende una reconducción suave de la protesta sin tener que recurrir a una sangrienta represión de las masas.

En el mismo ambiente de fiesta y civismo que se sucede desde que las protestas comenzaron el 22 de febrero, los manifestantes corearon consignas contra la triple B, en referencia a los tres políticos elegidos para tutelar la transición hasta las elecciones: el presidente del Senado Abdelkader Bensalah, el presidente del Consejo Constitucional Tayeb Belaiz, y el primer ministro y antiguo ministro de Interior Nouredin Bedaui. Los tres son considerados como miembros "de la mafia del poder".

El Ejército mantiene sus declaraciones de apoyo a "las reivindicaciones legítimas claramente expresadas por el pueblo". Así lo hace en un editorial del último número de la revista de propaganda del Ministerio de Defensa, en el que, sin embargo, se alerta de que "ciertas facciones intentan socavar la credibilidad y la imagen de la institución militar", lo que puede generar "efectos adversos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook