Los humoristas británicos han encontrado un filón en el empecinamiento de la primera ministra en sacar adelante su acuerdo de Brexit pese a las reiteradas negativas del Parlamento y la petición de más de seis millones de ciudadanos de que se celebre un segundo referéndum. Sobre estas líneas, un grafiti que muestra a May como una sonámbula en la puerta de un edificio llamado Casa Europa. Arriba, una de las viñetas publicadas en la prensa. En el bocadillo de la primera imagen, May dice: "Pues me lo tomaré como un sí".