El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenaza con enviar a los migrantes que se encuentren de forma irregular en el país únicamente a las llamadas "ciudades santuario". "Ante el hecho de que los demócratas no quieren cambiar nuestras muy peligrosas leyes migratorias, estamos, como se ha informado, considerando seriamente ubicar a todos los inmigrantes ilegales únicamente en ciudades santuario", advirtió.

En el tuit publicado, el presidente de Estados Unidos resalta que "la izquierda radical siempre parece querer una política de fronteras abiertas y brazos abiertos, así que esto debería hacerle muy feliz".

El alcalde de Filadelfia, Jim Kenney, respondió en un comunicado que "si bien la propuesta del Gobierno de Trump muestra su desdén por la dignidad humana básica, la ciudad estará preparada para recibir a estos inmigrantes tal como hemos acogido a nuestras comunidades migrantes durante décadas".

En febrero, un tribunal federal de apelaciones dijo que el Gobierno de Trump no podía cancelar las subvenciones federales a Filadelfia por su negativa a cooperar con los agentes de inmigración que intentaban deportar a los indocumentados.