El partido de ultraderecha Verdaderos Finlandeses avanza con fuerza en las elecciones parlamentarias celebradas ayer en Finlandia, tras desplazar a los conservadores de la segunda posición, y amenaza con alcanzar a los socialdemócratas como la principal fuerza del país nórdico.

Con el 65,8% de los sufragios escrutados, Verdaderos Finlandeses obtiene el 17,1% de los apoyos, nueve décimas más que el conservador Coalición Nacional, del ministro de Finanzas en funciones Petteri Orpo, y 1,1 puntos menos que el opositor Partido Socialdemócrata (PSD).

El también gobernante Partido de Centro del primer ministro finés, Juha Sipilä, cae a la cuarta posición y logra el 15,6% de los votos, un 5,5% menos que en las elecciones de 2015.

Por su parte, Los Verdes consiguen el 10,3% de los sufragios y la Alianza de Izquierda, la única formación que ha dicho públicamente que no pactará con la ultraderecha, el 8,4%. El Partido Popular Sueco (SFP) y los democristianos, más alejados, marchaban con el 4,4% y el 4,2% de las papeletas, respectivamente.

La formación Futuro Azul, escindida hace dos años de Verdaderos Finlandeses, se desploma tal y como pronosticaban los sondeos y obtiene el 0,9% de los sufragios.

El sondeo más reciente lo publicó este fin de semana la televisión nacional finlandesa YLE y pronosticaba la victoria del opositor PSD con el 19% de los votos, seguido de Verdaderos Finlandeses, con el 16,3%.

Los resultados hasta ahora conocidos incluyen el voto anticipado, en el que más de 1,5 millones de electores, equivalentes al 34,5% del censo total, acudieron a las urnas durante la semana pasada y que fueron publicados inmediatamente tras el cierre de los colegios.

Dado que la participación suele situarse alrededor del 70%, el voto anticipado puede suponer cerca de la mitad de los sufragios totales emitidos. Las autoridades electorales calculaban anoche que el escrutinio estaría acabado antes de la pasada medianoche.

Más de 4,5 millones de votantes estaban convocados a participar en estos comicios, a los que concurren 2.468 candidatos de 19 partidos y movimientos políticos.

La previsión de analistas y expertos en demoscopia es que los socialdemócratas de Rinne puedan forzar un cambio de Gobierno junto a los Verdes y otros partidos de la izquierda.

Verdaderos Finlandeses, formación xenófoba y populista fundada por el exministro de Asuntos Exteriores Timo Soini, entró en 2015 en el Gobierno que Sipilä logró formar tras un mes de negociaciones, pero a mitad de legislatura, la extrema derecha finlandesa sufrió una escisión, tras la cual Futuro Azul, el sector más moderado del partido, se quedó en el tripartito que formaban, además, el Partido de Centro de Sipilä y Coalición Nacional.