El primer ministro finlandés en funciones, el liberal Juha Sipilä, presentó ayer su dimisión como presidente del Partido de Centro tras su severa derrota en las elecciones del domingo, en las que su formación obtuvo los peores resultados de la historia.