El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, insistió ayer en que su partido, el islamista AKP, llevará "hasta el final" la impugnación de la victoria de la oposición socialdemócrata en las municipales de Estambul, pese a que el candidato opositor, el socialdemócrata Ekrem Imamoglu, fue proclamado nuevo alcalde por las autoridades electorales. Imamoglu se impuso por 13.700 votos.