El Partido del Brexit, la formación fundada por el euroescéptico Nigel Farage tras su salida del UKIP, parte como favorito en caso de que finalmente se tengan que celebrar las elecciones a la Eurocámara también en el territorio británico, por delante de conservadores y laboristas. Las elecciones se celebrarían si para el 22 de mayo, la primera ministra, Theresa May, no hubiera logrado que los Comunes aprueben un acuerdo de salida.