La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó ayer su "preocupación" por la situación de los miles de civiles que permanecen "atrapados" en la capital libia, Trípoli, ante el avance de las tropas comandadas por Jalifa Haftar.