23 de mayo de 2019
23.05.2019
La Opinión de A Coruña

Crecen las maniobras en el Gobierno y entre los 'tories' para que May dimita

La jefa del grupo conservador en el Parlamento renuncia, pero la 'premier' británica no ceja y mañana presentará las "novedades" de su plan del 'Brexit'

22.05.2019 | 23:48
La primera ministra británica gesticula durante la sesión de ayer de los Comunes.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, se reunirá mañana con el jefe del Comité 1922, el órgano de gobierno del Partido Conservador en el Parlamento, en medio de crecientes maniobras en su Gobierno y su partido para que renuncie al cargo antes de lo que tenía previsto por la crisis del Brexit.

La jefa de los tories en los Comunes, Andrea Leadsom, dimitió ayer por la tarde invitando a la primera ministra a hacer lo mismo, tomando "la mejor decisión" para el Reino Unido, el Ejecutivo y los tories. Leadsom no cree que el Reino Unido siga siendo "verdaderamente soberano" con el acuerdo del Brexit que May pretende sacar adelante en el Parlamento „la cuarta votación está prevista para la semana del 3 de junio„ y que el segundo referéndum que sugiere como plan B, si vuelve a ser derrotado en Westminster, "sería peligrosamente divisivo".

"Me reuniré con la primera ministra el viernes después de que (May) haga campaña para las elecciones europeas mañana", anunció ayer Graham Brady, máximo responsable del Comité 1922. Brady avanzó que, tras su encuentro con May, se reunirá con la cúpula ejecutiva del Comité 1922, lo que podría desembocar en decisiones importantes.

May lleva en la cuerda floja desde que el acuerdo de salida naufragó por primera vez en Westminster, el 15 de enero. En estos meses ha sumado otras dos derrotas que han desatado una grave crisis política. La premier se comprometió a dimitir, una vez que el acuerdo recibiera el visto bueno de sus señorías, después de arrancar a la UE un último aplazamiento que ha dado a los británicos hasta el 31 de octubre para prepararse para el divorcio, con o sin pacto. May anunció el martes que la ley del Brexit incluirá cambios para sortear las actuales suspicacias, obligando a los diputados a pronunciarse, por ejemplo, sobre una posible unión aduanera "temporal" y otro referéndum que permitiría dar marcha atrás. Ayer anunció que mañana hará público el proyecto de ley sobre el acuerdo de retirada, para que los diputados "tengan tiempo de estudiarlo" antes de la votación de junio.

Cada vez son más las voces que piden la dimisión inmediata de May para abrir un proceso de sucesión que daría un nuevo líder al Partido Conservador y un nuevo primer ministro a Reino Unido. El exministro de Exteriores Boris Johnson es el preferido, según un sondeo de YouGov. "La gente se está impacientando, pero aún así creo que la mayoría de mis colegas son conscientes de que es un momento muy difícil para todo el mundo en el Gobierno y, además, todo esto está ocurriendo la víspera de una elección nacional", dijo a la prensa el diputado conservador Steve Baker tras un cónclave interno.

Interrogada sobre la rápida evolución de los acontecimientos, la portavoz de May se limitó a reconocer que la primera ministra aún tiene un largo camino por delante para sacar adelante el acuerdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook