30 de mayo de 2019
30.05.2019
La Opinión de A Coruña

La derrota en las europeas coloca al líder del M5S italiano contra las cuerdas

Di Maio se someterá hoy a la confianza de las bases || El favorito para suceder a Theresa May, Boris Johnson, será juzgado por mentir en la campaña del 'Brexit'

29.05.2019 | 23:04
Di Maio, durante su valoración de los resultados de las elecciones europeas.

Los pésimos resultados obtenidos en las elecciones europeas del pasado domingo han colocado al líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi di Maio, contra las cuerdas y le han obligado a ceder a las presiones internas y anunciar que hoy, jueves, se someterá a un voto de confianza de las bases de la formación populista de izquierdas.

El M5S quedó en tercer lugar en los comicios (17,1%), cuando había sido el partido más votados en las elecciones generales de marzo del pasado año (32,8%). La ganadora del domingo, la Liga de Matteo Salvini, ha seguido el recorrido inverso: 17% en las generales y 34,4% el pasado domingo en las europeas.

"Pido el voto de los inscritos sobre mi papel de jefe político, porque es justo que seáis vosotros los que os expreséis" y "los únicos ante los que debo rendir cuentas", anunció Di Maio, quien defendió su actuación en el Gobierno, en el que es viceprimer ministro, al igual que Salvini, y en la campaña de las europeas.

Las tensiones entre los dos partidos gobernantes, que se han acentuado durante la campaña electoral, han obligado al primer ministro, el independiente Giuseppe Conte, a reunirse por separado con Salvini y Di Maio para pedirles que aclaren sus posiciones tras las elecciones, de modo que el "Gobierno del cambio" pueda seguir adelante.

"El Gobierno del cambio todavía debe completar una buena parte de su programa", sostuvo Conte, un jurista y profesor de Derecho al que propuso para el cargo el M5S. Para ello, añadió, "he elaborado una agenda cerrada de medidas y procedimientos a hacer que nos ocupará el resto de la legislatura".

En el Reino Unido, por otra parte, Boris Johnson, exministro de Exteriores y favorito a suceder a la dimisionaria primera ministra, Theresa May, deberá comparecer ante un tribunal por haber "mentido" durante la campaña del Brexit, al afirmar que el país contribuía a la Unión Europea con 350 millones de libras (396 millones de euros) semanales. Johnson se enfrenta a una denuncia privada presentada por el activista Marcus Ball Este acusa al exalcalde de Londres de "mala conducta en un cargo público". Según la acusación, el político británico reiteró el mensaje en las elecciones generales de 2017. Al comunicar por escrito su decisión, la justicia anunció que Johnson será llamado ante un tribunal para "una audiencia preliminar y posteriormente el caso será juzgado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook