El presidente de Estados Unidos „EEUU„, Donald Trump, añadió ayer un nuevo foco a la hoguera de la guerra comercial mundial que ha encendido. EEUU impondrá aranceles crecientes „desde el 5% hasta el 25%„ a las importaciones llegadas de México hasta que dejen de entrar inmigrantes ilegales en el país. El castigo se iniciará el 10 de junio (5%) e irá creciendo de mes en mes: el 1 de julio pasará a un 10%, el 1 de agosto lo hará a un 15%, el 1 de septiembre a un 20% y el 1 de octubre a un 25%.

Trump justificó su iniciativa, anunciada a golpe de tuits, asegurando que "México se ha aprovechado de EEUU durante décadas. Por culpa de los demócratas", añadió, "nuestras leyes migratorias son malas. México hace una fortuna a costa de EEUU y pueden solucionar fácilmente este problema", escribió, antes de remachar: "¡Es hora de que ellos hagan por fin lo que tienen que hacer!".

"Van a rectificar"

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se mostró confiado en que Trump dará marcha atrás. "Les digo a todos los mexicanos que tengan confianza, que vamos a superar esta actitud del Gobierno de Estados Unidos y que ellos van a rectificar, porque México no merece un trato como el que se le quiere aplicar", dijo. El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, viajó de inmediato a Washington para buscar una solución al conflicto.

Las bolsas americanas y europeas acogieron con caídas la iniciativa de Trump, que se suma a la guerra comercial con China y Europa. En España, el IBEX 35 cayó un 1,68%, cerrando en 9.004,20 puntos y sumando un recorte semanal del 1,86%. Milán cerró la semana con un retroceso del 2,82%, Fráncfort marcó un -2,37%; París, un -2,05%, y Londres, un -1,59%. Entre los valores españoles el peor parado fue el BBVA, con una baja del 4,09%, ya que México le aporta el 53,8% de sus beneficios. Analistas españoles coincidieron en que los nuevos aranceles dañarán al comercio español y a la banca.