El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, criticó ayer por tratarse de una "injerencia inaceptable" el apoyo del presidente Trump a Boris Johnson, candidato a liderar el Partido Conservador y a convertirse en primer ministro británico. "Creo que Boris haría un muy buen trabajo. Sería excelente", dijo Trump en una entrevista en The Sun antes de la visita a las islas británicas, que comienza mañana. "El intento del presidente Trump de decidir quién será el próximo primer ministro de Reino Unido es una injerencia absolutamente inaceptable en la democracia de nuestro país", afirma Corbyn. "El próximo primer ministro no debe ser elegido por el presidente de EEUU", argumenta.