El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer en Washington que estudia el envío de otros 2.000 soldados a Polonia, país donde el Pentágono tiene ya desplazados unos 4.000 efectivos desde el año 2016, como respuesta a la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia durante la crisis de Ucrania. El magnate estadounidense efectuó el anuncio durante una rueda de prensa en conjunto con el presidente polaco, Andrzej Duda, en la que también se reafirmó en la intención de abrir una base militar „bajo la denominación de Fort Trump„ en el país europeo, que comparte frontera con Rusia. De confirmarse la información anunciada por Donald Trump, la de Polonia sería la primera base de Estados Unidos en un territorio antiguamente comunista.