16 de junio de 2019
16.06.2019
La Opinión de A Coruña

Hong Kong suspende la ley de extradición a China pero siguen las protestas

Los manifestantes exigen la retirada del proyecto y la libertad de los detenidos

15.06.2019 | 21:15
La jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam.

Los organizadores de las protestas contra el proyecto de ley de extradición a China decidieron ayer mantener las manifestaciones previstas para hoy, domingo, en Hong Kong, a pesar de la suspensión temporal del proyecto anunciada horas antes en una rueda de prensa por la jefa del Ejecutivo de la ciudad autónoma, Carrie Lam.

La líder hongkonesa destacó en su anuncio los esfuerzos de las instituciones locales para acomodar el proyecto „que permitiría perseguir a los disidentes del comunismo„ a las peticiones de los ciudadanos y de las organizaciones de derechos humanos. No obstante, insistió en que la suspensión temporal de la propuesta no supone ni mucho menos su cancelación definitiva.

La respuesta de los opositores fue terminante e inmediata. El Frente Civil por los Derechos Humanos no solo exigió la anulación definitiva del proyecto sino que, además, explicó que la manifestación de hoy se dedicará a condenar la violencia empleada por las fuerzas de seguridad contra los participantes en las protestas anteriores, saldadas al menos con 81 heridos. El grupo exige también al Ejecutivo de la ciudad autónoma que renuncie a tipificar, como viene haciendo hasta ahora, las protestas como una "revuelta" „delito que puede acarrear penas de diez años de cárcel„ y que libere de inmediato a las once personas que permanecen detenidas por la Policía.

Se estima igualmente que en la manifestación de hoy los opositores insistirán en pedir la dimisión inmediata de Lam, quien eludió responder a la cuestión en su rueda de prensa de ayer. Lam aseguró que cuenta con la "total confianza y apoyo" de las autoridades de Pekín. La autonomía de Hong Kong se enmarca en el sistema "un país, dos sistemas".

De hecho, Pekín advirtió ayer que no tolerará intromisiones de ningún tipo en la crisis y resaltó que se trata de una situación que es "competencia interna" de China, por lo que no admitirá injerencias de terceros países. Un portavoz del Gobierno chino aseguró que "los derechos y libertades de los hongkoneses que sean juzgados en China estarán plenamente garantizados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook