28 de junio de 2019
28.06.2019

Un policía muere en Túnez en un doble ataque suicida a las fuerzas de seguridad

El atentado es el más grave desde 2015, cuando se declaró el estado de emergencia

27.06.2019 | 22:14
Cordón policial en uno de los escenarios del doble atentado suicida de ayer en la capital tunecina.

Túnez sufrió ayer el atentado más grave desde 2015, fecha desde la que rige en el país el estado de emergencia. Un agente de policía murió y otras ocho personas resultaron heridas en un doble ataque suicida contra efectivos de las fuerzas de seguridad en la capital del país.

El primer ataque, el de mayor gravedad, fue perpetrado hacia mediodía en pleno centro de la ciudad, en la calle De Gaulle, cuando un hombre que portaba cargas explosivas adheridas se lanzó contra un vehículo policial que patrullaba una zona muy transitada. En el ataque falleció un policía, otro resultó herido grave, y tres civiles sufrieron heridas de diversa consideración.

Poco después, un segundo terrorista suicida causó otros cuatro heridos al hacer estallar un paquete de explosivos junto a un cuartel de las fuerzas antiterroristas, en el barrio de Al Gorjani. En esos momentos de máxima confusión, diversas fuentes informaron de una tercera explosión en la ciudad balneario de Susa, uno de los principales centros turísticos del país. La información fue oficialmente desmentida con posterioridad.

En 2015 una cadena de tres atentados en la capital y en Susa arrebató la vida a 72 personas, 60 turistas y 12 miembros de la Guardia Presidencial. El estado de emergencia fue declarado. Ese mismo año, el país ya había sido escenario de ataques contra objetivos turísticos, como los perpetrados en el Museo del Bardo de la capital, en el mes de marzo, o en una de las playas de Susa, en el de junio.

Desde entonces, el presidente Beyi Caid Essebsi ha aprobado sucesivas prórrogas del estado de emergencia. La medida da poderes excepcionales a las fuerzas de seguridad y permite, entre otras medidas, limitar los movimientos de la población o prohibir manifestaciones y huelgas que puedan generar desórdenes públicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook