El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, agradeció ayer al presidente Sánchez la detención en Sevilla de un militar, integrado en la comitiva preparatoria de su viaje a la cumbre del G-20, al que se halló en posesión de 39 kilos de cocaína. El militar, que se encuentra en prisión provisional sin fianza, fue calificado este miércoles por el vicepresidente brasileño, Hamilton Mourao, de "mula cualificada" que recibirá "un castigo muy duro".