07 de julio de 2019
07.07.2019

Una ONG reta a Salvini al atracar en Lampedusa con 41 migrantes

Otro barco alemán emprende rumbo a la isla con 65 rescatados a bordo

06.07.2019 | 23:38
Los migrantes, a bordo del 'Alex'.

El barco Alex de la ONG italiana Mediterranea, con 41 inmigrantes a bordo rescatados el jueves, desafió la prohibición del ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, al atracar ayer en el puerto de la isla de Lampedusa sin autorización.

El velero de 20 metros de eslora entró en aguas italianas y llegó a Lampedusa con los inmigrantes hacinados en cubierta, protegiéndose del sol con mantas térmicas, según pudo verse en una retransmisión de la ONG, informa Efe.

En el muelle esperaban policías y voluntarios de Cruz Roja y otros organismos humanitarios, además de algunas personas que recibieron a la embarcación entre aplausos. Pero Salvini ha prohibido que desembarquen.

El ministro mantiene una política de puertos cerrados a las ONG, a las que acusa de fomentar la inmigración irregular, y ha impulsado un decreto que establece multas de hasta 50.000 euros a quienes quebranten esa disposición.

Mediterranea había denunciado que a bordo se vivía una situación insostenible, dada la falta de aseos para tantos rescatados (el velero tiene capacidad para 18 personas) y por ello invocó el estado de necesidad para forzar el bloqueo del ministro del Interior.

Salvini había pedido que pusiera rumbo a Malta, que ofrecía el puerto de La Valeta, pero la ONG se negó porque estaba demasiado lejos, a 90 millas (unos 144 kilómetros), para un velero tan pequeño y tan sobrecargado.

Mediterranea sigue así el ejemplo de la capitana de la nave Sea Watch 3, la alemana Carola Rackete, que entró en Lampedusa el pasado 29 de junio con 40 inmigrantes a bordo tras 17 días a la espera, por lo que fue puesta en prisión domiciliar preventiva y después liberada por la justicia.

Pero hay más barcos esperando para llegar a Lampedusa. El también alemán Alan Kurdi ha emprendido rumbo a la isla con 65 migrantes a bordo.

"La isla italiana es el puerto europeo más cercano. Desde allí los rescatados pueden ser llevados a un lugar seguro y así lo exige el derecho internacional", dijo en un comunicado la ONG See Eye, a la que pertenece la nave.

Entre tanto, Rackete denunció haberse sentido abandonada por el Gobierno alemán y, en especial, por el ministro de Interior, Horst Seehofer, y describió a Salvini como un "racista peligroso".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook