09 de julio de 2019
09.07.2019
Brexit

Jeremy Corbyn reclamará un segundo referéndum y defenderá que Reino Unido permanezca en la Unión Europea

El Partido Laborista británico "haría campaña por la permanencia frente a una salida sin acuerdo"

09.07.2019 | 13:20
El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn.

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, dijo este martes que pedirá al nuevo primer ministro conservador que someta a referéndum su acuerdo de Brexit y avanzó que, si eso sucede, su formación defendería la permanencia en la Unión Europea (UE).

En una carta a las bases tras una reunión de la directiva laborista, indicó que el partido "haría campaña por la permanencia frente a una salida sin acuerdo o un pacto 'tory' que no proteja ni la economía ni el empleo".

"Quien sea que se convierta en el nuevo primer ministro, debe tener la confianza de someter su acuerdo, o la falta del mismo, a una consulta popular", junto con la opción de permanecer en la UE que defendería su formación, escribe Corbyn.

El futuro jefe del Gobierno británico se conocerá el 23 de julio y será Jeremy Hunt o el favorito Boris Johnson, según decidan en unas elecciones internas los militantes del gobernante Partido Conservador.

Al clarificar su posición sobre el Brexit - si bien aún requiere matices -, la directiva laborista espera poner fin a las profundas divisiones que han azotado a la formación desde el referendo de 2016, cuando hizo una campaña ambigua y confusa que fue muy criticada.

El partido, sumido en tensiones ideológicas desde la llegada del socialdemócrata Corbyn, se ha debatido durante mucho tiempo para conciliar el sentir de las bases, más proeuropeas, con el de un tercio de sus votantes, que apoya la salida de la UE.

El descalabro de la formación en las recientes elecciones al Parlamento europeo ha servido de acicate para que defina su postura, así como la presión ejercida por los sindicatos, que en una reunión el lunes consensuaron un plan de acción.

El programa sindical, que supuestamente adoptó hoy la directiva laborista, consiste en defender la permanencia en la UE en un hipotético referéndum en el que se pueda elegir también entre el acuerdo negociado por los conservadores y una salida del bloque sin pacto.

Los sindicatos también acordaron que, en el caso - preferido por todos - de que hubiera unas elecciones generales antes del "brexit" y ganaran los laboristas, estos deberían negociar un nuevo pacto con Bruselas y someterlo a consulta de los ciudadanos.

En ese escenario, la posición de campaña del partido y de sus diputados dependería "del tratado negociado", según el documento consensuado por las organizaciones de trabajadores afiliadas al Laborismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook