12 de julio de 2019
12.07.2019

Venezuela reclama a un acusado de quemar vivo a un joven en Caracas

EEUU sanciona a la Contrainteligencia del país latinoamericano por la muerte del militar Acosta mientras estaba bajo su custodia

11.07.2019 | 23:30
Carmen Arévalo, madre de Acosta.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ordenó ayer prisión incondicional para Enzo Franchini Oliveros, detenido el lunes y reclamado por Venezuela por la muerte de un joven que fue apuñalado y quemado vivo durante una protesta antigubernamental en mayo de 2017.

Franchini fue arrestado en la localidad madrileña de Getafe y puesto a disposición judicial. En la vista de ayer el sospechoso se opuso a su entrega a Venezuela y el magistrado optó por enviarle a prisión mientras se tramita la extradición al país, cuyas autoridades tienen 40 días para entregar la documentación oportuna a la Audiencia Nacional. El fiscal general venezolano, Tarek Saab, informó ayer de la detención en España de este ciudadano venezolano en cumplimiento de una orden internacional de detención, cursada a través de Interpol. Saab recordó que por este "repugnante crimen de odio" Franchini fue acusado de instigación pública, homicidio intencional calificado y terrorismo. "Recordamos que en medio de protestas violentas, acaecidas durante abril-julio (2017) motivadas a derrocar el gobierno legítimamente constituido, manifestantes armados quemaron vivo por razones discriminatorias y violatorias a los derechos humanos al joven Orlando Figuera", agregó.

Por otra parte, el Gobierno de EEUU sancionó ayer a la Dirección General de Contrainteligencia Militar de Venezuela (Dgcim) por el caso del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, muerto mientras estaba bajo su custodia . El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, declaró que "el arresto por motivos políticos y la muerte trágica del capitán Acosta fue injustificada e inaceptable". Como resultado de las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro, se congelan las propiedades de la Dgcim bajo jurisdicción estadounidense y, además, se les prohíbe hacer transacciones financieras con cualquier persona que se encuentre en EEUU.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook