20 de julio de 2019
20.07.2019

Irán niega haber perdido algún dron y sugiere que EEUU derribó uno suyo

Trump dice haber derribado el dron y avisa a Teherán que "no haga nada estúpido, por su bien"

19.07.2019 | 22:39
Cazas F18 en la cubierta del 'USS Abraham Lincoln'.

El viceministro iraní de Asuntos Exteriores, Seyed Abbas Araghchi, aseguró que la República Islámica no perdió ninguno de los drones que tiene en servicio, al tiempo que sugirió que la aeronave que el presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró derribar en el estrecho de Ormuz podría ser un avión sin piloto norteamericano.

No obstante, Trump reiteró ayer que el Ejército estadounidense derribó el dron y elevó la amenaza señalando en caso de que Irán haga "algo estúpido" tendrá que "pagar el precio como nadie ha pagado el precio antes", al tiempo que ha indicado que Estados Unidos (EEUU) "cuenta con los mejores barcos, los más mortíferos", aunque espera no tener que usarlos, dijo.

Abbas Araghchi respondió así a la declaración del mandatario norteamericano, que el jueves declaró que Estados Unidos había "destruido" un dron iraní cuando se aproximó a unos 900 metros del portaaeronaves estadounidense USS Boxer en el estrecho de Ormuz. Trump afirmó que el derribo fue un acto defensivo que llegó porque los iraníes no atendieron las órdenes para que la aeronave se retirara de la zona, lo que consideró un acto hostil y provocativo por parte de Irán.

"No hemos perdido ningún dron en el estrecho de Ormuz ni en ningún otro lugar", aseguró el viceministro de Exteriores iraní. "Estoy preocupado porque el USS Boxer pueda haber derribado su propio vehículo aéreo no tripulado por error", señaló.

Represalias de Irán

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, recordó a Trump que el estrecho de Ormuz se encuentra en su frontera y no cerca de Estados Unidos.

Una situación similar a la que se dio el pasado 20 de junio, cuando Irán informó del derribo de un dron estadounidense, también en Ormuz, alegando que había violado su espacio aéreo, pero la información fue rechazada por Washington.

Este incidente es el último capítulo de las tensiones en el estrecho, en el que la Irán amenazó con interceptar buques extranjeros en represalia por el apresamiento de su superpetrolero cuando navegaba cerca de la costa de Gibraltar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook