23 de julio de 2019
23.07.2019

Irán anuncia el arresto de 17 espías dela CIA y la condena a muerte de varios

El ministro de Exteriores persa describe las sanciones impuestas porEstados Unidos a terceros países como "razones para ir a la guerra"

22.07.2019 | 21:19
Un miembro de la Guardia Revolucionaria Iraní pasea por el 'Stena Impero', barco británico.

La Inteligencia de Irán anunció ayer que detuvo a 17 ciudadanos iraníes que trabajaban como espías para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos (EEUU) y que algunos de ellos fueron ya condenados a muerte. Estos espías formaban parte de una red de espionaje cibernético estadounidense que fue desmantelada por Irán hace algún tiempo, según revelaron el mes pasado las autoridades iraníes.

El jefe del antiespionaje del Ministerio de Inteligencia de Irán dijo ayer en una rueda de prensa que aquellos que "habían colaborado consciente y deliberadamente (con la CIA)" fueron entregados al Poder Judicial y condenados a muerte o a "largas" penas de prisión.

La red de espionaje

El agente indicó que los sentenciados a la pena capital fueron encontrados culpables de "corrupción en la tierra", un cargo que la jurisprudencia islámica castiga generalmente con la horca. No obstante, algunos de los detenidos "interactuaron con plena honestidad con la Inteligencia (iraní) y se aprobó su arrepentimiento", fueron utilizados para conseguir información de Estados Unidos.

Los detenidos no estaban en contacto entre ellos si no que cada uno se comunicaba con un agente de la CIA y habían sido entrenados por oficiales para establecer una comunicación segura desde el interior de Irán hacia el extranjero. Los espías contaban con documentos de identidad falsos, que la Inteligencia estadounidense dio orden de eliminar tras ser desmantelada la red de espionaje.

"Mentiras y propaganda"

El presidente estadounidense, Donald Trump, por su parte, negó que los 17 iraníes detenidos por el Gobierno de Irán trabajaran para la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos y sostuvo que las acusaciones son "solo más mentiras y propaganda" por parte del país persa, al que calificó de "desastre total".

La tensión entre Irán y EEUU aumentó a raíz de que la Casa Blanca anunciara, en mayo de2018, su decisión de abandonar el acuerdo multilateral nuclear con Irán, impulsado por la anterior Administración.

Tras la retirada del acuerdo, el Gobierno de Trump impuso sanciones a empresas y personas estrechamente vinculadas con el Gobierno iraní y enfocó sus represalias en la exportación de petróleo por parte de Teherán, que es vital para la economía de ese país.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, describió las sanciones impuestas por Estados Unidos a terceros países como "razones para ir la guerra", lo que supone un nuevo pronunciamiento que tiene lugar marco de la mayor escalada de tensión entre Washington y Teherán.

A esto se suma la posición de Reino Unido, de apoyo a Estados Unidos, por la que capturó un petrolero iraní cerca de Gibraltar y a la que Irán respondió apresando el barco británico Stela Impero en Ormuz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook