27 de julio de 2019
27.07.2019
La Opinión de A Coruña

Irlanda acusa a Johnson de buscar el enfrentamiento de Reino Unido con la UE

Varadkar, primer ministro irlandés, se reunirá con el 'premier' de Gran Bretaña para definir cuáles serán las "líneas rojas" sobre la salida del bloque

26.07.2019 | 23:57
El primer ministro británico, Boris Johnson, saliendo de Downing Street.

El viceprimer ministro irlandés, Simon Coveney, afirmó ayer que el nuevo jefe del Gobierno británico, Boris Johnson, fijó "deliberadamente" una estrategia del Brexit encaminada a "enfrentarse" tanto a su país como a la Unión Europea.

En su primera intervención como premier en la Cámara de los Comunes, Johnson hizo unos comentarios de cara a lograr una salida negociada del Reino Unido de la UE que Coveney calificó de "poco útiles". Ante la próxima ronda de contactos con Bruselas, el líder conservador advirtió que se debe suprimir la llamada salvaguarda irlandesa o backstop, que considera inaceptable y que ha sido el escollo de las conversaciones en los últimos tres años.

Esa cláusula de seguridad tiene como objetivo evitar una frontera física entre las dos Irlandas después del Brexit, manteniendo a la provincia británica de Irlanda del Norte alineada con ciertas normas del mercado único y la unión aduanera, mientras que el resto del Reino Unido quedaría fuera de esos espacios económicos. Ese arreglo podría retrasarse demasiado mientras negocian ambas partes. Los unionistas pro-británicos de Irlanda del Norte temen que la región quede aislada indefinidamente, mientras que Dublín y Bruselas aseguran que es intocable.

Después de la reunión entre Coveney y Julian Smith, el nuevo ministro británico para Irlanda del Norte, indicó que mantuvo ayer un encuentro "positivo" a pesar de todas las diferencias, y que abordaron la parálisis política que afecta a la región, donde el Gobierno de poder compartido entre católicos y protestantes permanece suspendido desde enero de 2017.

El primer ministro de Irlanda, Varadkar, anunció ayer que quiere reunirse con su nuevo homólogo británico para entender sus "líneas rojas" sobre el Brexit. No ha sido el único: el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, invitaron a Johnson a que visite sus respectivos países para hablar sobre el Brexit, después de que el nuevo inquilino de Downing Street haya retomado la amenaza de un divorcio caótico. Francia fue un poco más tajante y aseguró que el acuerdo para la salida del Reino Unido de la UE no se renegociará, e insistió en discutir cuál será la relación futura entre ambas partes.

La CE afirmó que el Gobierno británico no necesitaría nominar a un nuevo comisario para el Ejecutivo de Ursula von der Leyen de cara al 1 de noviembre, ya que Bruselas trabaja sobre la base de que el Reino Unido saldrá de la UE antes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook