01 de agosto de 2019
01.08.2019
La Opinión de A Coruña

Salvini autoriza el desembarco de 116 migrantes tras un acuerdo con Europa

Alemania, Francia, Irlanda y Portugal serán los países que acogerán a los rescatados la pasada semana || Una ONG alemana recoge a otros 40 náufragos frente a Libia

31.07.2019 | 23:28
Críticas a Salvini por subir a su hijo a una moto policial. Salvini recibió una lluvia de críticas y peticiones de dimisión después de difundirse imágenes de su hijo montado con un agente en una moto de agua de la Policía. El diario La Repubblica publicó en su web un vídeo en el que se veía a Federico, hijo de Salvini, paseando en una moto de agua de la Policía (en la imagen)."Los medios de las fuerzas del orden sirven para garantizar la seguridad de todos y no para divertir a los parientes de los ministros. Es algo inaceptable", afirmó el diputado del PD, Emanuele Fiano.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, anunció que los 116 migrantes que desde hace una semana se encuentran en una patrullera de la Guardia Costera, desembarcarán en el puerto de Augusta en Sicilia, después de haber llegado a un acuerdo para que sean trasladados a Alemania, Francia, Irlanda, Luxemburgo y Portugal.

Otro grupo de los migrantes rescatados el pasado jueves se quedará en Italia en lugares gestionados por la Iglesia católica, explicó Salvini en un vídeo.

La patrullera Gregoretti acogía desde la semana pasada a 135 migrantes que zarparon desde Libia el pasado 25 de julio a bordo de dos pateras y otros 50 que fueron asistidos por un pesquero italiano.

En estos últimos días fueron evacuados una madre en el octavo mes de gestación, su marido y sus dos hijos pequeños y, posteriormente, algunos migrantes menores de edad no acompañados.

La Fiscalía de Siracusa abrió una investigación sobre la situación del barco y ordenó una inspección médica. Según declaró el fiscal de Siracusa, Fabio Scavone, a los medios italianos, las condiciones en el barco eran muy delicadas, con solo un baño para las 116 personas a bordo, y 29 personas registradas con varias enfermedades, entre ellas la sarna y un presunto caso de tuberculosis.

Scavone había aconsejado el inmediato desembarco de los migrantes enfermos para impedir posibles epidemias.

La situación se volverá a repetir ya que el barco Alan Kurdi de la ONG alemana Sea-Eye rescató ayer a 40 migrantes en el Mediterráneo, a 55 kilómetros de la costa de Libia procedentes de Nigeria, Costa de Marfil, Ghana, Mali, Congo y Camerún.

Entre los rescatados hay dos mujeres, una de ellas embarazada, un bebé y dos niños pequeños, añadió la ONG que desde hace dos días se encontraba en la zona.

El barco pedirá ahora a las autoridades que se les indique un puerto para desembarcar, aunque el más cercano es la isla italiana de Lampedusa.

El Gobierno italiano ha bloqueado la entrada de este tipo de embarcaciones a sus puertos, alegando que las ONG contribuyen al tráfico de personas y que Italia no puede asumir la carga migratoria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas