17 de agosto de 2019
17.08.2019
La Opinión de A Coruña

El bloqueo al desembarco impide el reparto de los migrantes del 'Open Arms'

Salvini desoye las voces que claman por dejar entrar en puerto al buque, que se encuentra "en situación de emergencia humanitaria", según la ONG española

16.08.2019 | 23:44
El 'Open Arms' fondeado frente a Lampedusa.

La decisión del ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini, de bloquear el desembarco de los 134 migrantes que lleva a bordo el buque español Open Arms, impide su reparto entre los seis países de la Unión Europea que se han comprometido a darles acogida. El buque, fondeado frente a Lampedusa después de que un juez autorizara su entrada en aguas italianas pese a la orden de Salvini, se encuentra "en situación insostenible" y la ONG pide la evacuación urgente "por emergencia humanitaria". La salud física y psicológica de los 134 inmigrantes rescatados empeora con amenazas de suicidio y conatos de violencia, en una situación límite.

La resistencia de Salvini, quien encuentra en este caso una magnífica bandera electoral ante unos hipotéticos comicios en otoño, impide que se materialice el acuerdo de España y otros cinco países comunitarios para acoger a los ocupantes del barco, rescatados de las aguas del Mediterráneo desde el 1 de agosto. La Comisión Europea asegura que no puede iniciar las labores de distribución de los migrantes sin que antes tengan asignado un puerto. "Solo podemos proceder con la coordinación formal sobre el terreno y el apoyo a los Estados miembros para la distribución cuando los migrantes hayan efectivamente desembarcado", explicaba ayer la portavoz comunitaria de Migración, Tove Ernst.

Mientras, un informe de la organización humanitaria Emergency insiste en la necesidad de la evacuación porque "las condiciones psicofísicas de los adultos y menores son críticas y su seguridad es muy preocupante". En el Open Arms navegan 28 menores, de entre 16 y 17 años, procedentes de siete países. Son los más afectados de un grupo de migrantes en "condiciones de extrema vulnerabilidad, agravadas por la incertidumbre y el estrés, lo que les expone a riesgos psicopatológicos". La Fiscalía italiana investiga si se está produciendo un delito de secuestro de personas al impedir el desembarco.

Pese a que la dramática situación desata numerosas peticiones de desbloqueo „entre ellas la del presidente del Parlamento Europeo, el italiano David Sassoli„, Salvini se mantiene imperturbable: "Nos encontramos frente a la enésima tomadura de pelo de la ONG española Open Arms, que durante días ha vagado en el Mediterráneo con el objetivo de rescatar al mayor número de personas posible para llevarlas solo a Italia". El Gobierno español le ha reprochado su "lamentable" actitud, al tiempo que se intenta ahora contrarrestar las críticas recibidas por no facilitar una salida a esta crisis. "Nadie puede dar lecciones de solidaridad o generosidad. No vamos a aceptar a Gobiernos extranjeros ni al PP que hagan ningún tipo de crítica demagógica", replicó ayer la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook